La limpieza criogénica es una técnica que utiliza hielo seco (-78.5°C) y sus propiedades físicas como medio de eliminación instantánea de la contaminación o la suciedad. A diferencia de los métodos de limpieza basados en agua o disolventes, en la limpieza criogénica no hay emisión de agua contaminada al medioambiente. Además, no produce gases tóxicos asociados al uso de disolventes u otros agentes químicos.

Ventajas:

  • Es un proceso seco.
  • No es abrasiva, a diferencia del chorreado.
  • Es mucho más rápida que los métodos de limpieza tradicionales: al menos 4 veces.
  • Requiere poco o ningún desmontaje. La prestación se puede realizar in situ.
  • La utilización de la limpieza criogénica en el medio agroalimentario frena la proliferación de las siguientes bacterias: E.Coli, Listeria Monocytogenes, y Salmonella Enteritidis, todas ellas responsables de toxi-infección alimentaria.

Principales industrias de aplicación:

  •  Farmacéuticas.
  • Eléctricos.
  • Fundición y metalurgia.
  • Automotriz.
  • Aeroespacial.
  • Restauración de monumentos.
  • Mantenimiento general.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.